Tipos de contenido para escribir en un blog de empresa

Contenido para un blog de empresa: 8 ideas con ejemplos

Tienes un blog de empresa, pero no sabes qué tipo de artículos publicar para atraer a usuarios. Por un lado, ya habrás leído que el contenido publicitario en un blog corporativo no funciona. Por otro, nadie te ha explicado cómo llenar este vacío y te sigues preguntando cómo dar con el contenido para un blog de empresa que funcione. ¿Es tu caso? Sigue leyendo.

Otra cosa. ¿Eres una persona práctica? Yo sí. Por eso, hoy:


Te cuento para qué sirve un blog de empresa.

Te doy consejos a tomar en cuenta antes de elegir contenido para un blog de empresa.

Comparto 8 ideas de contenido que puedes desarrollar en un blog corporativo.

Añado 8 ejemplos de contenido para un blog de empresa basados en un caso práctico.

Sin contar unos cuantos enlaces de valor que te serán de utilidad.


Para explicarte lo mejor que pueda el tema del contenido para un blog de empresa que puedes aplicar a tu negocio,  he tomado como ejemplo un estudio de tatuajes. ¿Por qué? Porque, en mi opinión, siempre es más fácil entender cualquier idea con un ejemplo en concreto. Y también porque me gusta este mundillo.

Pero que no cunda el pánico. Aunque es verdad que los ejemplos citados tienen que ver con los tatuajes, lo he preparado todo de tal manera que puedas modificar las ideas presentadas según las necesidades de tu negocio. O resolver unas cuantas dudas generales.

¿Para qué sirve un blog de empresa? Para ayudar a tu negocio

Muchos empresarios no quieren abrir un blog porque no le ven ningún beneficio. Este tema se merece un artículo aparte y pronto escribiré sobre ello. Mientras tanto te ofrezco una explicación rápida, estimado propietario de un estudio de tatuajes (u otro negocio).

Me dirás: «Todo este tema del contenido para un blog de empresa no se aplica a mi caso. La gente viene a mi estudio por los artistas».  Y no es que no tengas razón. Sin embargo tomando una perspectiva más amplia, verás que:

De acuerdo. Un porcentaje de tus clientes viene expresamente por los artistas. ¿Y qué pasa con todas estas personas que se quieren tatuar el nombre de su perro, novio, mujer o bebé? ¿Qué pasa con los novatos que quieren tener su primer tatuaje, pero todavía no tienen muy claro qué estilo les gusta? ¿Y la gente que está más preocupada por la higiene o la seguridad que por el diseño? ¿O los indecisos que tienen mil preguntas?

Ellos vendrán (o no) por la reputación del estudio más que por los artistas. Y ésta, hoy en día, se consigue, en gran parte, en internet. Ellos también forman parte del embudo de ventas que no deberías ignorar. Ellos harán miles de preguntas a Google antes de hacer nada. ¿Te puedes permitir no estar entre los resultados de búsqueda y que les responda tu competencia?

Hay algo más. Los artistas vienen y se van, pero la fama del estudio se queda. Sin hablar de los años flacos (que ojalá tarden en llegar) en los que distinguirse de la competencia se convierte en una prioridad aún más urgente.

Además, si no me equivoco, te gustaría tratar con clientes responsables, que no te cancelen la cita en el último momento, desaparezcan sin avisar o que te dejen una reseña absurda. A mí me gustaría, vamos. El caso es que, normalmente, este tipo de gente siempre tiene dudas, preguntas y, casi siempre, agradece un blog corporativo lleno de contenido útil.

Consejos a la hora de elegir contenido para un blog de empresa

Elegir contenido para un blog de empresa es un proceso que requiere mucha planificación. Un blog sin estrategia de contenidos detrás no es de mucha utilidad. En cambio, si sabes a quién te diriges, qué quieres obtener, cómo medirlo y después sacar conclusiones apropiadas, ya vas bien encaminado para convertir tu blog corporativo en tu mejor aliado.

¿Sabes quién es tu público objetivo?

Antes de escribir nada, tienes unas cuantas tareas más urgentes por hacer. Como por ejemplo,  identificar el perfil de tu cliente actual y/o definir tu público objetivo si acabas de empezar. Si ya tienes una página web con cierto tráfico y Google Analytics configurado, echa un vistazo, primero, a los informes de Audiencia y después a los demás. Si en cambio, no dispones de esta información, lo suyo será construir tu buyer persona, es decir (aunque de manera muy generalizada), tu cliente ideal, al que te diriges. Y no basta con trazar un perfil general, necesitas averiguar qué es lo que le interesa, a qué generación pertenece, qué redes sociales utiliza y mucho más. Al final del artículo, comparto contigo enlaces de interés sobre este tema. ¡Pero no te me vayas todavía! Que aún nos quedan muchos temas por tratar.

¿Y qué busca en internet?

El contenido para un blog de empresa no se elige al azar. Si quieres que te encuentren, primero, tienes que saber lo que buscan y después escribir sobre ello. Lo puedes averiguar de varias maneras.

A nivel offline, si ya tienes clientes, empieza por preguntarles las dudas más frecuentes que hayan podido tener. Luego, recopila información de los e-mails, de las llamadas o de las interacciones en persona. Los tatuadores que han tenido que responder a miles de preguntas antes y después de cada sesión, también son una fuente de sabiduría que no deberías ignorar.

A nivel online, lo más fácil es hacer una búsqueda de palabras clave, análisis de intenciones de búsqueda y tendencias. De este modo, darás en el clavo más rápido que yendo un poco a ciegas. Y por supuesto, las entradas de tu blog corporativo rendirán mejor. Normalmente estas tareas se delegan a los especialistas en Marketing de Contenidos para obtener los mejores resultados. Pero supongo que si estas leyendo este artículo es porque quieres hacerlo por tu cuenta (aunque a lo mejor, entre tiempo, cambiarás de opinión). Pero yo, por si acaso, al final del artículo comparto contigo enlaces de calidad sobre búsqueda de keywords.

¿Con qué frecuencia vas a publicar?

La constancia es muy importante. Si no publicas de forma regular, Google no te hará caso. Sobre todo al principio cuando tu blog, recién estrenado, carece de autoridad. Hay ser paciente porque los resultados tardan en llegar. Hay que ser constante y seguir escribiendo artículos de calidad para destacar. Y por último, hay que ser organizado. Por esta razón, un calendario editorial con toda la información sobre tus futuras publicaciones junto con los objetivos y las palabras clave debería ser una parte obligatoria de tu plan. Como ves, planificar contenido para un blog de empresa no es moco de pavo.

Contenido para un blog de empresa = contenido de valor

Las categorías mencionadas abajo forman parte de un saco llamado contenido de valor, es decir, contenido que responde a las preguntas del usuario, le resulta interesante y resuelve sus problemas. Y normalmente, los contenidos que satisfagan las necesidades de los usuarios, le gustan a Google y otros buscadores. Tenlo en cuenta.

¿Qué tipos de contenido para un blog de empresa hay? Propuestas que funcionan

Tal y como he prometido al principio de este post, ya es hora de pasar al plato principal. A continuación encontrarás mis  propuestas de contenido de valor que se pueden utilizar en un blog corporativo. Aparte de una breve explicación de cada tipo, te propongo un ejemplo de artículo que se podría escribir. Los míos tienen que ver con los tatuajes, pero estoy segura de que sabrás cómo aplicarlos a tu negocio. Y, de paso, convertir tu blog corporativo en una herramienta de marketing eficaz.

1. Contenido evergreen

De hoja perenne, siempre de moda y siempre con mucha demanda. Lo bueno es que el público interesado por este tipo de contenido es muy amplio. Desde principiantes que aún no tienen ningún tatuaje hasta personas que tienen varios tatuajes pero muy mala memoria.

Lo menos bueno es que, como cualquier contenido evergreen, los temas que forman parte de esta categoría suelen tener mucha competencia. Tanto en la búsqueda orgánica como la de pago. Es un tipo de contenido para un blog de empresa por excelencia. Por esta razón los artículos de tipo evergreen tienen que ser de calidad. Aún más que los demás para que puedas destacar de tus competidores.


 Ejemplo de un tema evergreen: ¿Cómo cuidar un tatuaje recién hecho? Los mejores tips.


2. Cornerstone Content

Es decir el contenido estrella o el contenido esencial, tu(s) artículo(s) sobresaliente(s) que puedes enlazar desde otros, las entradas más completas, aquellas que muestras con orgullo a todo el mundo y que todo el mundo comparte. Aquellas que elegirías como artículos que mejor representan tus valores y tu nivel de profesionalidad.

¡Ojo! Estas piezas requieren mucho tiempo y mucha preparación, pero los beneficios que trae hace que el esfuerzo merezca la pena. Ahora mismo te lo explico.

Primero, pueden convertirse en contenido viral con bastante facilidad. Segundo, pueden ser el argumento de peso a la hora de proponer a un usuario que se suscriba a tu newsletter. Tercero, te ayudan a posicionarte como experto en tu nicho. Cuarto, al ser tan complejos son ideales para hacer el enlazado interno en tu página que tanto le gusta a Google. Quinto, volviendo al tema de la newsletter, la hacen interesante para el usuario que, gracias a ello, no te echará de su bandeja de entrada a la menor.

Algunos expertos en Marketing de Contenidos hasta recomiendan que el Cornerstone Content sea una página estática y no una entrada. Sin embargo, por lo menos en mi opinión, un artículo en el blog también puede desempeñar este papel y atraer visitas sin ningún problema. Además si tienes una página en WordPress y usas el plugin SEOYoast, puedes señalar el Cornerstone Content de forma muy sencilla. Sea cual sea tu elección final, una cosa debería quedar clara. No dejes tu proyecto sin contenido estrella.


 Ejemplo de un artículo tipo cornerstone: La megaguía sobre tatuajes para principiantes.


3. Contenido de temporada

Si organizas una sesión especial para celebrar el Día de San Valentín ¿por qué no preparar un post sobre los mejores tatuajes para parejas? Muchos estudios publican este tipo de información en las redes sociales. Y no es que sea una mala idea, sino que conlleva una pequeña complicación. O dos.

Por un lado, las publicaciones en las redes sociales son muy efímeras. Por otro, subiendo cualquier tipo de contenido a una plataforma social, dependes totalmente de ella. Para lo bueno y para lo malo. Y si es verdad que con una publicación en Instagram puedes llegar a muchos usuarios de forma muy rápida, ten en cuenta que el día que Instagram cierre o tenga un fallo técnico, todo lo que tenías desaparecerá en cuestión de segundos.

Si, en cambio, inviertes en artículos de tu propio blog, ganas el doble. Primero, tienes a tu disposición una publicación que perdurará en el tiempo y a pesar de las tormentas virtuales. Segundo, un buen artículo siempre te servirá de contenido líquido. Es decir, un tipo de contenido que puedes reciclar y adaptar a otros formatos y a distintas plataformas.


 Ejemplo de un post de temporada: Las mejores ideas de tatuajes para parejas.


4. Contenido con fines colaborativos

Lo llamo así porque sirve para fomentar colaboración dentro de cada sector. En pocas palabras, se trata de aprovechar el contenido de valor que produces para ganar mayor difusión haciendo una especie de networking virtual.

Venga, un ejemplo para aclarar el concepto. Si escribes un post sobre las mejores pomadas para tatuajes (que por cierto, va a encantar a tus lectores porque les ahorrará mucho tiempo), coloca los enlaces hacia la página de los fabricantes. Y luego contacta con ellos o etiquétalos en las redes. Seguro que muchos compartirán tu artículo en sus círculos. Normalmente lo mismo pasará si escribes una reseña positiva de algún producto popular en el sector. Pero ojo, tienes que ser sincero, si no perderás credibilidad.

¿Qué gana tu blog de empresa con esta estrategia? Además de publicar contenido de valor, tienes publicidad gratis y quizás unas cuantas oportunidades de proyectos en común.


 Ejemplo de un texto con fines colaborativos: Los mejores artistas de blackwork.


 

 

Infografía con ejemplos de contenido para un blog de empresa

 

5. Contenido participativo (guest blogging)

En el fondo se parece bastante al contenido colaborativo. La diferencia está en que en este tipo de publicación necesitas a alguien quien quiera escribir en tu blog como invitado. ¿Qué beneficios te trae esto? Son unos cuantos.

  • Es un artículo menos que tienes por escribir.
  • Ofrece una visión diferente a tu público objetivo.
  • Personaliza el blog saliendo un poco de la rutina.
  • Difusión en las redes sociales o el blog del autor invitado.

Obviamente, el autor invitado también tiene que sacarle provecho. Por eso, como parte de buenas prácticas, aparte de enlazar hacia sus redes sociales y página desde el artículo, te recomiendo etiquetarlo o mencionarlo a la hora de difundir el contenido en tus canales. Y si tienes una red de contactos muy amplia ¿por qué no invitar a varios expertos en el sector y hacer una mega guía? ¿O hacer una entrevista con un referente del sector?

¿Qué temas tratar? Lo ideal sería escoger un tema que interese al público objetivo y que sea optimizable para buscadores. De este modo, matas dos pájaros de un tiro. Obtienes contenido de valor y de interés para tu público objetivo y difusión en las redes sociales del autor invitado.

Hay algo más. Tú también puedes escribir un post en el blog de otra persona. Esta opción es aún más interesante, ya que, de este modo, obtienes un backlink hacia tu página. Y cuando pasa esto su nivel de autoridad sube ante los ojos omnipresentes de Google. Bueno, en realidad, cuando preparas contenido para un blog de empresa, tu objetivo es aparecer también en Bing o en Yahoo! Sin embargo, para muchos negocios en España Google sigue siendo la meta principal, de ahí el comentario anterior.


 Ejemplo de contenido participativo: Consejos para elegir un buen tatuador según X.


6. Vender informando

El Marketing de Contenidos funciona porque hace que las conversiones se consigan de forma mucho más sutil. En otras palabras, ya no se trata de atosigar al cliente con un aluvión de contenido comercial, sino que de mostrarle las ventajas de tu producto y como este cubre sus necesidades. Necesidades que, muy a menudo, ignoraba.

Te voy a dar un ejemplo muy sencillo. De todos es sabido que para conservar el color y la forma del tatuaje durante años es necesario, evitar el sol por un lado y mantener la zona hidratada, por otro. Pero no todo el mundo lo sabe. Quizás porque nadie se lo dijo. O quizás porque ni siquiera pensaron en este aspecto.

Pero ahí estás tú, con un artículo sobre las mejores cremas para conservar el color de tatuajes. Donde mencionas los mejores productos del mercado, incluido los que vendes en tu estudio (y lo haces porque son lo más ¿no?). Y, de paso, ofreces al lector un montón de consejos que no requieran una inversión económica.

¿Resultado? Un cliente consciente de su necesidad, satisfecho con lo que acaba de aprender y dispuesto a comprar. O incluso a compartir tu artículo con sus amigos en las redes.


 Ejemplo de un artículo informativo con vistas a conversión: Los mejores productos para conservar el color de tu tatuaje.


7. Prevenir informando

El sector creativo nunca lo ha tenido fácil. Por alguna extraña razón, las mismas personas que sin pestañear se gastan 50 euros en copas todos los fines de semana, no quieren pagar el precio justo por productos y servicios creativos.

«Tanto dinero por un tatuaje pequeño es un robo»

¿Cuántas veces habrás escuchado esta frase? ¿Y cuántas veces has tenido que explicar que tatuajes pequeños, a menudo, requieren mucha más destreza y esfuerzo que los grandes?

¿Pero sabes? Estoy segura de que en el 90% de los casos estas ideas tienen su fuente en la ignorancia, no en la mala fe. Y esta es la razón por la que un artículo explicativo sobre los factores que influyen en el precio final del tatuaje, aclararía el tema a mucha gente.

Si me permites un inciso personal, te quiero contar una cosa. Yo misma durante mi última sesión de tatuaje me di cuenta de un detalle importantísimo. Tatuar no solamente requiere preparar y replicar un diseño en la piel a la perfección, sino que también conlleva una serie de molestias para el tatuador. Por ejemplo un dolor de espalda o de cuello terrible debido al hecho de pasar  mucho tiempo en la misma posición. Y creo que vale la pena que más personas sean conscientes de otros factores que se tienen que tener en cuenta a la hora de fijar el precio.

Por cierto, si en la frase de la ignorancia que acabo de mencionar arriba, sustituyes «un tatuaje pequeño» por un curso de idiomas, servicios de diseño web, traducción o ropa de comercio justo, verás que el principio sigue siendo el mismo. Y que estos consejos son válidos para negocios muy variados.


 Ejemplo de un tema informativo con gancho: ¿Por qué los tatuajes son tan caros?


8. Blog de empresa como herramienta extra de preventa y posventa

Aunque soy muy fan de las secciones FAQ en las páginas web, me gustaría matizar un aspecto. Muy a menudo, las preguntas frecuentes de cierto tipo pueden funcionar muy bien como entradas de blog que aparte de atraer tráfico, se convierten en una herramienta de preventa.

¿Por qué? Primero, porque ahorran mucho trabajo al personal de la recepción. Segundo, porque aumentan las posibilidades de que el cliente potencial se convierta en uno de verdad. Tercero, porque refuerzan la imagen positiva de la marca como referente del sector. Sí, sí, el contenido para un blog de empresa puede llegar a ser muy versátil.

¿Cómo es posible? En el primer caso, el personal de la recepción no tiene que responder por enésima vez a las preguntas sobre el depósito, posibles alergias al tinte o cosas que no se deberían hacer antes de una sesión de tatuaje.  En el segundo, una persona que encuentra información sobre cómo elegir un diseño y no arrepentirse, estará mucho más dispuesta a contactar con el estudio que lo ha publicado y no otro. El tercer caso es de cajón: cuanto más contenido de valor le proporcionas al cliente, más autoridad ganas. Sobre todo si tu competencia no lo hace.

Lo dicho pues. Si quieres convertir tu blog de empresa en una herramienta extra de preventa, apuesta a por los artículos SEO. Es decir, artículos optimizados para buscadores que contengan palabras clave relacionadas con las búsquedas reales de tus clientes potenciales.


 Ejemplo de una entrada del blog tipo preventa: ¿Cómo saber si soy alérgico a la tinta?


Si en cambio, necesitas reforzar el lado posventa a través de tu blog corporativo, lo ideal será redactar unos cuantos artículos que aclaren las dudas más frecuentes de los clientes que acaban de pagar por tu producto o servicio. Siempre intentando llenar las entradas con palabras clave estratégicas.


 Ejemplo de una entrada del blog tipo posventa: ¿Con qué limpiar un tatuaje recién hecho?


9. ¿El contenido para un blog de empresa siempre tiene que estar optimizado?

Ahora entramos en un terreno un poco espinoso y polémico. Muchos marketeros te dirán que no vale la pena perder tiempo en artículos sin palabras clave. Y tienen toda la razón del mundo. Incluso el mejor contenido del universo no sirve de nada si nadie lo encuentra. Sin embargo, yo (muy de vez en cuando, eso sí) lo hago. ¿Por qué?

Más que nada porque si no lo hiciera, tendría la impresión de ser un robot cumpliendo órdenes. Ya sean de los usuarios o del propio algoritmo de Google. Y si bien es cierto que el contenido cuyo objetivo es dar un toque personal a la marca funciona de maravilla en las redes sociales, pero no en el buscador, personalmente no veo ningún inconveniente en dejarse llevar de forma muy puntual. Haciendo hincapié en la palabra «muy».

Además, teniendo una base de seguidores (en la newsletter o en las redes) puede ser una buena manera de conectar con ellos a nivel personal. Seguramente muchos de tus seguidores querrán saber, por ejemplo, cuál fue la historia de tu estudio o cómo es que empezaste a tatuar. Sin embargo, repito, no hay que abusar de este tipo de artículos ya que su poder de posicionamiento es casi nulo. A no ser que tus informes de Google Analytics, Facebook o Instagram demuestren lo contrario.


 Ejemplo de un texto no optimizado: Lo que tú quieras siempre y cuando sea interesante.


10. Contenido para un blog de empresa no tiene por qué limitarse a la palabra escrita

La palabra escrita no es el único elemento capaz de atraer a los usuarios al blog de tu empresa. Es más, un artículo con contenido visual o audio extra siempre le resultará más ameno al usuario final. Puede ser

  • una checklist
  • una plantilla descargable
  • una infografía
  • un vídeo explicativo

El único límite es tu imaginación y además, si lo haces bien podrás reciclar estos elementos, por ejemplo, en las redes sociales, escribiendo un ebook o preparando un webinar.

Contenido para un blog de empresa que no funciona

Llegados a este punto, sería una pena no mencionar qué tipo de contenido no funcionará jamás en un blog de empresa. En cuentas resumidas: artículos aburridos para el lector. Olvídate de las notas de prensa conmemorando el quinto aniversario del estudio, los premios que ha recibido o el número de ventas anuales.

Suena cruel, pero al usuario normal y corriente todo esto le importa un bledo. A no ser que

  • Sea un familiar tuyo.
  • Sea un superfán de tu negocio (de esos hay muy pocos)
  • Organices un concurso o un descuento para celebrarlo.
  • Regales algo gratis en esta ocasión.

Dicho esto, claro está que este tipo de información a veces tiene un potencial. Por ello, es mejor incorporar estos datos directamente en la web o en las redes sociales. Siempre de forma atractiva y concisa. Pero el blog, déjalo tranquilo, no le metas artículos que vayan a leer cuatro gatos (o menos). No vale la pena gastar tinta en ello. Y nunca mejor dicho.

¿Todo este contenido para un blog de empresa? ¿De verdad lo necesito?

Depende. De tus objetivos, de la situación actual de tu negocio, del tipo de cliente que quieras atraer y de su ubicación en el embudo de ventas. Cada tipo de contenido desempeña un papel diferente. Lo necesitarás en diferentes etapas.

Recuerda que el cliente que está al principio del embudo no tiene las mismas necesidades que el que se encuentra al final. ¿Qué significa esto? Que necesitarás tanto artículos para el público general como un listado de los mejores productos con sus reseñas para los que estén a punto de comprar.

Lo ideal pues es ir variando diferentes tipos de contenidos y tras un análisis de resultados establecer cuál de todos te trae más conversiones. Y actuar al respecto.

Tienes que saber una cosa. El proceso de crear y adaptar contenido para un blog de empresa no acaba nunca. Para seguir siendo competitivos y seguir aportando el valor al usuario, tienes que actualizar tus entradas del blog. Añadirles información nueva, quitar la obsoleta o incluso cambiar de estilo. No, no es broma. La búsqueda por voz afectará mucho nuestra manera de encontrar información en los buscadores. Y es más que probable que las técnicas de redacción actuales necesiten renovarse (o morir) para adaptarse a estas tendencias.

Esta era la parte mala (o menos buena). La buena buena es que, si estás al tanto de lo que pasa en el mundo online, tu blog de empresa será el mejor aliado de tu negocio.

Y ahora lo prometido

Que, como dicen, es deuda. A continuación encontrarás una recopilación de artículos que profundizan los temas mencionados antes.

1. Un post de Ruben Mañez en el que te explica detalladamente en qué consiste una estrategia de contenidos para un blog.

2. Otro excelente artículo de Ruben Mañez sobre Buyer Persona y pasos a seguir.

3. Mabel Cajal publicó para SemRush un artículo lleno de consejos sobre la redacción del contenido cornerstone. Estoy segura de que te servirá.

4. Para saber cómo hacer una búsqueda de keywords, mira este artículo publicado en el blog 40 de fiebre.

5. Este súper post sobre cómo buscar palabras clave de Miguel Florido publicado en el blog de José Facchin también te va a encantar.

6. Además, te dejo un  artículo mío sobre cómo conseguir reseñas positivas para tu negocio y otro sobre el Marketing de Recomendación que ayuda a vender más.

¿Qué te parecen estas propuestas de contenido para un blog de empresa? ¿Tienes algo que añadir? Pasa a la sección de comentarios. Te leeré encantada.

Edyta Pukocz
edytasanchez@gmail.com

Hablo idiomas, escribo textos y optimizo páginas web. El SEO me fascina y eso que el Marketing de Contenidos también me tiene cautivada. ¡Ah! Y estoy felizmente enamorada de la Ciudad Condal. ¿Nos seguimos en las redes?

No hay comentarios

Lo siento, de momento no se pueden dejar comentarios.